El amor de Cristo no es un amor de telenovela
En la Misa matutina del Papa en la Casa Santa Marta del 31 de octubre.