El cristiano debe decidir entre acudir al Señor o cerrarse en sus cosas
En la Misa del Papa celebrada este martes 5 de noviembre.