Quien hace la guerra no sabe dominar las propias pasiones
Ángelus del Papa, 16 de febrero de 2020