Vivirá para siempre
1 de mayo de 2020
Santo Evangelio según san Juan 6, 52-59. Viernes III de Pascua