El Papa pide un mundo totalmente libre de armas nucleares
Para que la paz florezca, es necesario que todos depongan las armas de guerra.