¿Qué hago con mi hijo distraído?
¿Ves como la falta de atención no siempre es mala? Solo es cuestión de encausarla adecuadamente.