Sufragios por todos y elogios a nadie
Cuando cierta candidez católica invade los funerales pretendiendo la salvación para todos y la condena para nadie